¿Te sientes inseguro cuando te comunicas en inglés? ¿Tienes miedo de hacer el ridículo o no hacerlo lo suficientemente bien delante de amigos y compañeros de trabajo?

Trucos/consejos para perder el miedo/vergüenza a hablar inglés:

  • No te compares con los demás: el compararse nos hace sentir inferiores y que no estamos a la altura. Lo que sí puedes hacer es compararte contigo mismo y ver cómo vas progresando a medida que te expones, practicas, aprendes, incrementas tu vocabulario y aprendes de tus errores. Esto sí que te servirá y será productivo. El ver que mejoras y que avanzas, te dará mayor seguridad, confianza en ti mismo y mucha motivación para seguir adelante.
  • Sé tú mismo: acepta quién eres, cómo hablas y lo que quieres transmitir. Si tienes sentido del humor, eres emocional, expresivo, gesticulas mucho, cercano, tranquilo…  incorpóralo y llévalo contigo siempre que te comuniques en inglés. Añade tu “chispa personal” y autenticidad a tu inglés. Es muy positivo y tiene un gran impacto en tu comunicación.
  • Sonríe cuando hables: cambia tu vergüenza por una sonrisa. Dicen que “la sonrisa es el idioma universal de los hombre inteligentes”, “la mejor forma de vencer a las dificultades es atacándolas con una magnífica sonrisa” y que “no hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con sonrisa”. Tu sonrisa forma parte también de tu contenido.
  • Sé natural y equivócate: no te preocupes ni te bloquees cuando cometas errores. Forma parte del aprendizaje. A medida que te atrevas y te aventures, empezarás a usar frases y vocabulario más complejo.
  • Cambia tus “no puedo”, “no sé”, “no entiendo”… por “puedo hacerlo”, “qué bien me sale”, “me comunico”, “les entiendo”: identifica tus pensamientos limitantes y cámbialos por positivos y motivadores. Activa tu motivación y no te dejes vencer por tu mente.
  • Piensa en inglés: es un juego muy divertido me puedes hacer contigo mismo. Al principio siempre piensas lo mismo y a medida que avanzas verás cómo tus pensamientos cambian, aumentan, mejoran y sin darte cuenta estarás manteniendo una conversación en tu mente en inglés. ¡wow!
  • No traduzcas literalmente: sigue jugando y pensando en inglés. Traducir del español al inglés no sirve de nada, además te desconcentra de la conversación, es una pérdida de tiempo entre lo que piensas, traduces y luego dices… ¡¡uff! ¡Qué esfuerzo y desgaste!
  • Dilo de otra manera: si no sabes el vocabulario o la estructura gramatical exacta, refrasea y dilo de otra forma. Lo importante es comunicarte, expresarte y que te entiendan y tienes miles de recursos internos y también gestuales/expresión para hacerlo.
  • Sé proactivo y prepárate: recuerda que uno de los mayores riesgos es no atreverse a hacer nada. Esfuérzate y atrévete a iniciar tu mismo la conversación en inglés.
  • Siéntete orgulloso de atreverte y salir de tu zona de confort: lo más importante es atreverse a dar el paso y celebrarlo forma parte de la toma de conciencia. ¡¡Es un gran éxito y hay que celebrarlo como se merece!!

Si quieres romper barreras, dejar atrás miedos y vergüenzas con el inglés pincha aquí.

¿Qué te ha parecido? Dale a me gusta, compártelo con amigos y/o deja tus comentarios abajo.

¡Me encantará saber lo que te ha aportado este artículo!

Gracias

Laura

Share This