¿Alguna vez has “disfrazado” lo que realmente has querido decir? ¿Sientes que tu forma de comunicarte no es lo suficientemente clara y te lleva a malentendidos?

 

Píldora para la acción: Comunícate mejor

En una de mis newsletter pasadas envié la píldora “Tú eliges” que hablaba sobre la importancia de tomar decisiones. “Elegí” que me enviarais propuestas de píldoras que podrían seros útiles y cuando recibí respuestas, vi que la mayoría estaban relacionadas con el tema de la comunicación. <<Cómo poder comunicarse mejor y transmitir el mensaje que quiero, dejando de lado mis miedos, dudas, vergüenzas y bloqueos>>, fue lo más solicitado.

Esto te puede afectar tanto en tu vida personal como profesional y llegar a crear malentendidos, pérdida de información, mensajes erróneos… que nos llevan a resultados totalmente distintos de los que pretendíamos. Cada uno de nosotros enviamos y recibimos los mensajes de forma distinta y los interpretamos según nuestras experiencias, creencias y puntos de vista. Algo “vital” para comunicarse mejor es saber escuchar cuando te hablan y escucharte a ti mismo cuando te comunicas.

 “Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que se dice.” – Peter Drucker

Acción: rétate a encontrar mínimo 3 situaciones en las que quieres comunicar algo importante que tienes pendiente (a tu jefe, uno de tus trabajadores, tu equipo, tu pareja, un amigo…). Escríbelas en un papel y contesta a estas preguntas: ¿Qué quiero decir? ¿Cómo lo quiero decir? ¿Qué quiero transmitir? ¿Qué resultado quiero conseguir?

Ejemplo: “quiero hablar con mi jefe porque la estructura de mi equipo está muy desorganizada y este descontrol hace que pierda el enfoque y tiempo en muchas cosas que no son necesarias ahora” ¿Qué quiero decir? Que nos ayude a organizar mejor nuestras competencias/tareas y que quiero hacer mi trabajo bien. ¿Cómo lo quiero decir? De forma educada, contundente y clara. ¿Qué quiero transmitir? Que me implico, mis ganas de mejorar y trabajar de forma más eficiente para que todo el equipo se sienta más feliz; incluida yo. ¿Qué resultado quiero conseguir? Saber exactamente cuál es mi rol, mis competencias y mis objetivos en este momento.

Una vez lo hayas terminado, ¡hazlo! Ves a hablar con estas personas y trabaja tu habilidad de comunicarte mejor. Te sentirás más libre, realizado y comprobarás cómo el tomar conciencia y la escucha, mejoran tu comunicación, te ayudan a conseguir resultados más exactos y crean relaciones interpersonales más fuertes y seguras.

Reflexión: como ser humano, eres social por naturaleza; te comunicas a diario y vale la pena aprender a hacerlo mejor. Saber comunicarte es una habilidad que marca la diferencia. Si sabes comunicar conectas mejor con los demás y aumentan tus posibilidades de éxito (tener más clientes, resolver conflictos, sentirte mejor contigo mismo, ganar en seguridad, mayor rendimiento de tus empleados, subir tu autoestima…). Escuchar a los demás, tomar consciencia de lo que dices y cómo lo dices, son técnicas que te ayudarán a comunicarte mejor.

¿Fácil, verdad? ¿A qué estás esperando?  La importancia reside en prestar atención y saber escuchar, aunque no solo a los demás sino también a ti mismo. Si lo que dices concuerda con lo que quieres transmitir, adelante, ¡está perfecto! Si no es así, te animo a que hagas los cambios y ajustes necesarios. ¡Pruébalo con la acción!

…………………………………………………………………….

¿Qué opinas sobre este artículo? Compártelo si te ha gustado y deja tus comentarios abajo; me encantará saber tu opinión y experiencia.

Share This