Puede que cuando leas el título de este post pienses que estoy de bajón, desencantada, triste e incluso deprimida. ¡Todo lo contrario! Estoy encantada y, sobre todo, consciente y agradecida de que un día tiempo atrás estuviera en ese lugar.

Lo recuerdo perfectamente. Estirada en el sofá un lunes por la noche “viendo” la televisión. Cierro los ojos y siento desasosiego en mi interior. Suspiro y pienso: “no me creo que la vida sea sólo esto”. Abro los ojos y miro el reloj: 22:22h de la noche. “Otra vez aquí… ¡uf!” Y todo empezó a cambiar en ese preciso momento. No por arte de magia ni por un regalo del Universo. Fue, y lo sé a ciencia cierta, porque acepté mis emociones y mi realidad sin luchar contra una verdad que para mi, en ese momento, era absoluta. Ni me gustaba, ni me motivaba y además sentía pena en mi corazón. Y todo esto estaba afectando de manera destructiva a mi entorno personal y proyecto profesional. ¡Menudo panorama!

¿Por qué te cuento todo esto? Porque quiero que sepas que yo también soy un ser humano y que paso por etapas personales y profesionales duras en las que me encuentro perdida y desorientada. Y porque quiero compartir contigo lo que hago para utilizar esas fases como catalizadoras de cambios conscientes, transformar mi realidad, re-enfocarme y ser yo la que lidera mi vida.

Como sabes soy coach, formadora y comunicadora. Me dedico a acompañar a las personas, empresas y profesionales para que aprendan a tomar decisiones valientes que creen una realidad alineada con sus valores y sueños, y encontrar así ese equilibrio interior que tanto les aporta. Si esto es lo que ofrezco y predico, tendré que hacerlo yo también y ser ejemplo ¿no crees? Lo comparto contigo:

¿Qué hacer cuando te encuentres en esta situación? 

1 – Para, respira y siente (para mi es más potente hacerlo con los ojos cerrados). Acepta todo lo que haya en tu interior independientemente de que te guste o no te guste.

2 – Anótalo en un papel y léelo sin juicios y con comprensión. Eres un ser humano y sentirte así es lo más normal del mundo.

3 – Dedícate un tiempo de introspección. Si te sientes triste, enfadad@, bloquead@… quédate ahí porque encontrarás mucha información. Este tipo de emociones que normalmente evitamos nos llevan direct@ a esa autoindagación de la que te hablaba antes y sin ella no encontraríamos el equilibrio. Seríamos siempre alegría y expansión y eso no es sostenible (te recomiendo la película Inside Out donde lo verás claramente)

4 – Ventila y suelta. Permiso total para “mandar a tomar por saco” y “vomitar” todo lo que te está oprimiendo y molestando. Por ejemplo: me molesta no tener tiempo para mi, estoy hart@ de que siempre tenga que tirar yo del carro en mi relación con mi amigo, me duele estar sol@, tengo miedo de que no me salgan clientes, mi jefe no se entera de nada, mi rutina es agobiante ¿en serio la vida es sólo esto?… Escríbelo de nuevo sin juicio. ¡Ah! Importantísimo. Ponte una alarma y deja de hacerlo a los 10 minutos. Es importante porque puedes entrar en el victimismo, quedarte en la queja constante y eso, no te servirá absolutamente de nada.

5 – Para, respira y siente de nuevo. Anota tus emociones en la libreta y a continuación agradece. Mira a tu alrededor y observa todo lo que hay y tienes: tu casa, el poder ver, tener piernas para caminar y hacer deporte, tu familia, tus amigos, el poder respirar, tu proyecto, el café que te has tomado esta mañana, la ropa que llevas puesta… hay miles de cosas que agradecer. Lo sé, nos lo dicen mucho y continuamente, aunque yo no me canso de hacerlo y repetirlo. Es un bálsamo. Además, te saca del victimismo, del pasado y del futuro y te ayuda a estar en el momento presente; con la realidad que AHORA hay en tu vida y esto es fundamental para estar en equilibrio.

6 – Acciona, elige y elige bien. De las cosas y personas que te molestan o causan malestar interior, ¿cuáles vas a apartar de tu vida? ¿en cuáles vas a dejar de enfocarte? Y de las cosas y personas que agradeces y provocan emociones que suman en tu interior ¿a quién vas a ver más? ¿con quién quieres relacionarte? ¿en cuáles vas a enfocarte? ¿qué vas a hacer más? Así de sencillo aunque requiere implicación y responsabilidad por tu parte. Si no lo haces nada cambia. Te quedas en el mismo lugar.

Incorpora todos estos cambios de actitud y percepción a tu día a día y obsérvate (tanto a nivel emocional como a nivel físico – verás cambios seguro).

Todo esto puedes aplicarlo tanto en tu terreno personal y profesional. De hecho, todo está relacionado y tiene efectos directos en cada área de tu vida.

“Lo importante no es estar siempre en equilibrio sino darte cuenta de cuando no lo estás y, sin juzgarte, volver a él.”

En mi caso tengo bien claro que ser fiel a una filosofía de vida creada por mi es lo que me ayuda a volver a mi equilibrio. Esto conlleva una indagación emocional consciente y constante de mi misma además de curiosear y preguntarme qué cosas, proyectos y personas suman a mi día a día. Es elegir cómo quiero vivir y relacionarme.

Mi filosofía de vida se llama Impacta. Es mi manera de vivir siendo y haciendo. Siendo auténtica, real, como soy y fiel a mis valores y realizando actos y acciones conscientes acorde con quien soy. Si quieres curiosear sobre esta filosofía y saber lo que te puede aportar, te recomiendo este mini-artículo acompañado de un vídeo donde Gemma y yo te lo contamos todo desde el corazón y nuestra propia realidad. Haz click aquí para verlo y empaparte de todo. ¿Qué te aporta la filosofía de vida y metodología Impacta?

Nada más. Deseo que este artículo te haya aportado un poquito de lo mucho que me aporta a mí cada día esta manera de re-enfocarme y Filosofía de Vida Impacta. Al final, ya te puedo contar lo que yo hago y compartir mis herramientas, pero lo que va a aportarte más es lo que tú elijas de manera consciente. Después de experimentarlo ¡claro! Mis experiencias en Mi Mundo Impacta no te las traigo para que las cumplas a rajatabla sino para que tengas opciones y puertas que abrir, hasta descubrir el tuyo propio. Ya sabes…

Visualízalo grande, atrévete e.. ¡Impacta!

Un abrazo

Laura ❤️🌻

“Si quieres saber más sobre Tu Mundo Impacta, suscríbete abajo para recibir en tu correo todo lo que tengo para ti. Se avecinan sorpresas y novedades.. ¡estoy en ello a tope!”

 

Share This