¿Te cuesta desconectar de tu trabajo en vacaciones? ¿Te da miedo poner en segundo plano tu negocio propio para descansar y relajarte estas Navidades?


Ya tenemos a la vuelta de la esquina la Nochebuena, la Navidad, la familia, los buenos momentos, tiempo de descanso… tanto si eres empresario como si trabajas por cuenta propia, en ocasiones se te puede hacer difícil desconectar del trabajo y tomarte un tiempo libre. Sin embargo, es importantísimo relajarte, dejarlo todo a un lado y disfrutar del momento; de lo que te está pasando; de tu vida.

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes”

– John Lennon

Desconectar te ayudará a volver mucho más conectado y enfocado. Estás todo el año dedicando tiempo y esfuerzo a tu trabajo; en vacaciones es momento de destinarlo a tu familia, amigos, a ti, a tus hobbies… a todo aquello que no puedes hacer durante el año.

Acción: te propongo lo siguiente:

Antes de irte de vacaciones…

  • Revisa todo lo que tienes pendiente, prioriza, organízalo y deja todo lo que ahora te preocupa atado y solucionado.
  • Deja tu agenda planificada para cuando vuelvas al trabajo; te ayudará a sentirte más organizado, seguro y a evitar pensar en lo que “tienes que hacer” durante tu tiempo de descanso.
  • Avisa: ponte en contacto con clientes, proveedores, compañeros de trabajo… con quien necesites para quedarte tranquilo y que sepan que estarás unos días desconectado. Puedes darles un teléfono de urgencia (subrayo URGENCIA)  y te recomiendo que sea en un horario determinado para no depender del móvil todo el día.

Durante las vacaciones…

  • Desconecta de la tecnología: apaga el móvil del trabajo, de empresa e intenta desconectar también del correo y el ordenador. (para temas urgentes comentados, acuérdate de establecer un horario mínimo)
  • Planea cosas que durante el año un puedas hacer siempre que quieras porque estás trabajando: ir a pasear, al gimnasio, leer, quedar con amigos, darte algún capricho, olvidarte del despertador, ir al teatro, duerme la siesta…
  • Habla de temas distintos al trabajo: conecta con temas que tienes olvidados, cuenta historias a los tuyos que te hacen sentir bien, rodéate de personas positivas con distintos temas de conversación, escucha programas de radio divertidos, baila…
  • Duerme y descansa tus 8 horas.
  • Cambia tu rutina diaria

Reflexión: desconectar proporciona a tu mente y a tu cuerpo la oportunidad de reorientarse y recargar pilas. Te ayuda a encontrar nuevas perspectivas para tu negocio, a ganar mayor claridad a la hora de tomar decisiones, a sentirte motivado para avanzar, a asumir más retos y ser más eficiente.

¿Fácil, verdad? ¿A qué estás esperando? Disfruta de tus vacaciones, desconecta, relájate y disfruta. Te garantizo que un buen descanso te hará volver al trabajo con más energía, enfoque y mayor productividad; además de feliz, contento y motivado.

¡¡Felices Fiestas, Feliz Navidad y Feliz desconectar!! 

……………………………………………………………………………..

¿Qué te ha parecido? ¿Lo has encontrado útil? Deja tus comentarios abajo y házmelo saber.

Share This