¿Cómo conseguir que tu vocación se convierta en tu profesión?

Si eres coach certificado, en proceso de certificación y/o profesional independiente del sector servicios seguro que más de una vez te has planteado cómo arrancar o redirigir tu negocio, cómo conseguir clientes, cómo vivir de tu pasión y qué hacer para conseguirlo. A mí me pasó lo mismo…

Cuando decidí certificarme y formarme como coach, lo que más me preocupaba y donde centraba todo mi enfoque era en aprender, hacerlo bien, practicar, hacer sesiones de valor, que mi cliente se llevara algo de las sesiones, conseguir clientes, expandirme como coach, mejorar, tener experiencia… era como una burbuja de “aprender, ayudar  y potenciar” a las personas que me mantenía alerta, enfocada e ilusionada. Además, conectaba con mi misión en esta vida de ayudar y aportar, y no tenía ninguna duda de que me dedicaría a esto de por vida.

Una vez certificada y decidida a dar el paso, me encontré con un nuevo dilema que casi ni me había planteado: ¿Cómo arrancar mi negocio de coaching y cómo conseguir hacer de mi vocación mi profesión? Sabía que lo quería aunque no sabía cómo hacerlo. He de reconocer que sentí miedo, dudas y me bloqueé muchísimo. Sin embargo, recordar y conectar con mi propósito de vida y lo que hay detrás de mi decisión de dedicarme al coaching, hizo que retomara el rumbo, las fuerzas y decidiera llevarlo a cabo por encima de todo.

Dar el paso da miedo, lo sé. ¿Es difícil? No; aunque tampoco es fácil. Lo que sí sé y me atrevo a decir es que se puede conseguir. Como todo en esta vida depende de ti, de tu grado de compromiso, implicación y motivación. En este artículo no voy a hablar de miedos ni bloqueos;  quiero para ti que tengas una estrategia y enfoque para conseguir que tu proyecto arranque o redirigirlo si ves que no está en el lugar que deseas. (si quieres puedes leer mi artículo sobre ¿Cómo superar mis miedos como profesional independiente? Haz click aquí para trabajar y gestionar tus miedos)

Pues bien; conseguir que tu vocación se convierta en profesión lleva su tiempo, requiere esfuerzo, pasión y tener una estrategia clara para llevarlo a cabo. De nuevo, recordarte las 3 P’s que siempre me acompañan en el camino y que me encantaría que tú también las tuvieras como compañeras de viaje: Pasión, Perseverancia y Paciencia.

Yo te hablo desde mi propia experiencia, desde mi aprendizaje después de haber fallado y desde mi propio proceso de mentoría que me ayudó a avanzar en mi negocio. Si ya sabes que quieres hacerlo, si ya has investigado previamente sobre lo que hay en el mercado, si entiendes lo que implica arrancar tu negocio, si puedes hacerlo y si estás 100% seguro e implicado, ¡¡vamos a por ello!! ¿Por qué esperar más? El mejor momento no existe; el mejor momento es ahora.

Son varios pasos los que vamos a seguir. En este artículo te los voy a enumerar todos y cada semana desarrollaré uno en profundidad para trabajarlos de forma eficiente. Aquí los tienes:

1 – Define tu modelo de negocio ideal: ¿cómo quieres que sea tu negocio/proyecto de vida? Visualízalo con todo detalle, piensa en grande y ten bien claro lo que quieres y lo que no quieres. Cuanto más específico seas, mejor.

2 – Organiza tu negocio: define los básicos de tu negocio y tu situación ideal (cuántas horas quieres trabajar, horarios, qué tipo de servicios ofreces… hay muchas variables a detallar cuando diseñas tu negocio/proyecto de vida)

3 – Averigua ¿Qué te hace único? ¿Dónde reside tu valor? Tu marca personal: la teoría, las estrategias, las acciones, el modelo… todo está inventado y en el mercado. Lo más importante es que encuentres tu valor, lo que te hace especial, eso que tú tienes que atrae y te hace ser único. Las personas trabajarán contigo porque tú esencia y autenticidad les atrae y les aporta algo distinto. Es fundamental transmitirlo en todo lo que haces.

4 – Posicionamiento: especializarse es básico para que tus clientes potenciales te encuentren y también para ganas estatus y credibilidad. Yo siempre pongo el mismo ejemplo: si te encuentras mal vas al médico de cabecera a ver si te da algo para que este “mal general” se te pase. Si te duele el oído y es un dolor normalmente fuerte, que te afecta en tu día a día y que quieres una solución YA, ¿a quién acudes? Al otorrinolaringólogo, ¿no? Pues bien, aquí sucede lo mismo. Posiciónate como experto.

5 – Cliente Ideal: ¿Con quién quieres y con quién no quieres trabajar: No todas las personas que acudan a ti serán clientes ideales, igual tú no les puedes ayudar o decides no hacerlo. Es fundamental tenerlo bien claro.

6 – Ventas y sesiones estratégicas – discurso: escuchar, ofrecer soluciones y empatizar con tu cliente es donde tu enfoque ha de dirigirse. ¡Ah! Y muy importante preparase, practicar y tener un discurso mínimamente estructurado.

7 – Comunicación y darse a conocer: para posicionarte, sacarle partido a lo que te hace único, conseguir clientes ideales, exponerse… tienes que tener tu mensaje clarísimo. Ha de estar en concordancia con quien tú eres, con el impacto que deseas crear y con lo que quieres conseguir.

8 – Estrategia de Marketing: aquí entran en juego distintas acciones y variables que hay que trabajar con mucho “cariño”: web atractiva, redes sociales, blog, artículos, servicios, herramientas, material y recursos gratuitos… es un mundo aparte muy necesario para el desarrollo de tu negocio.

9 – Fidelización clientes: fundamental no solo para que te sigan y/o te vuelvan a contratar en el futuro, sino también para la publicidad “boca a boca” y recomendaciones que te pueden dar.

10 – Afianzar tu posición: alcanzas tus objetivos, te afianzas, ganas fuerza en tu terreno y disfrutas del momento. Tu negocio ya no necesita que tires tú tanto sino que ya tira él también.

11 – Siguiente paso: quiero seguir avanzando; tengo nuevos sueños y aspiraciones, pues… ¡¡A por todas!!

Como ves, una estrategia estructurada es clave para avanzar, para hacer que las cosas sucedan, para tener claridad y saber en todo momento cuál es tu siguiente paso. Todo acaba sucediendo si te implicas, te comprometes, luchas, perseveras, te ilusionas, le pones pasión, corazón y ganas. Y no lo digo porque sí; lo digo porque a mí me ha pasado y deseo que tú también lo experimentes. Toma consciencia, acepta que todo lleva su tiempo y lucha por tu sueño; apuesta por ti, por tu negocio y por el impacto que quieres aportar a las personas con ello. ¡Haz que suceda!

………………………………………….

¿Qué te ha parecido mi artículo? Déjame tus comentarios abajo; me encantará conocer tu opinión.

¿Quieres recibir herramientas, recursos y artículos como este directamente en tu email? Suscríbete gratis rellenando el siguiente formulario.

 

Share This