Investigar, definir y planificar: 3 pasos básicos para conseguirlo

Muchos coaches, profesionales independientes, consultores… me hablan ilusionados de sus proyectos profesionales, lo que aspiran a ser en la vida, lo que siempre han querido conseguir, la vocación que sienten por su profesión, el salto que quieren dar en su carrera profesional… y en la mayoría de los casos hay siempre una “coletilla” saboteadora que acaba convirtiendo el sueño en “anhelo” en vez de realidad. Que tu sueño profesional se quede en fantasía o se convierta proyecto depende única y exclusivamente de ti.

Entonces, ¿Qué puedes hacer para empezar, avanzar y conseguirlo?

Aquí tienes 3 pasos básicos acompañados de ejercicios prácticos para que te pongas manos a la obra y alcances tus objetivos:

1 – Investiga y Explora: la falta de información nos hace dudar e incluso nos paraliza a dar el salto. ¡Investiga! Cuanta más información tengas, menor será tu miedo, mayor tu claridad y enfoque a la hora de decidir. No decidas sin saber, porque te quedarás en el mismo sitio donde estás ahora.

Ejercicio: escribe una lista con todas las dudas/preguntas que tengas y encuentra respuestas (encuentra y escribe todas las respuestas). ¿Cómo? Busca toda la información que necesites saber en Internet, en escuelas, en centros especializados, contacta con otros coaches y profesionales que se dediquen a ello, ofreces sesiones gratuitas, contrata a un mentor que te guíe en el camino, pruébalo en un voluntariado, consulta con organismos que te puedan ayudar a conseguirlo… ¡conviértete en explorador de tu proyecto soñado y antes de decidir que no puedes hacerlo, ¡infórmate bien!

2 – Define y visualiza los básicos de tu negocio: especifica detalladamente cómo quieres que sea tu proyecto profesional.  Cuanto más preciso seas, ¡mejor! Además, te ayudará a tener más claridad en tus metas y objetivos. Puede parecerte pesado aunque te garantizo que es una tarea fácil que merece la pena realizar ya que, cuando defines tu sueño/proyecto te estás preparando para cumplirlo; para despegar.

Ejercicio: define los básicos de tu sueño/proyecto a corto y largo plazo. Incluye todo lo que quieras por muy básico, loco o soñador que te parezca. Es tu proyecto de vida y aquí se implican tanto lo personal como lo profesional, así que no escatimes en información. Un consejo que te doy es que te olvides del ¿Cómo lo vas a conseguir? Ahora es momento de visualizar y quiero que lo hagas a lo grande. Sigue los pasos que te propongo:

  • Contesta a las siguientes preguntas:

¿Cuál es mi sueño/proyecto profesional?

¿Cómo quiero que sea?

¿Qué hago en mi proyecto? ¿Con quién trabajo? ¿Cómo me siento?

¿Qué cambios tengo previstos en mi vida personal y profesional en los próximos 6 meses para conseguirlo? ¿Y en el próximo año?

¿Qué quiero conseguir en mi terreno personal y profesional de aquí a 5 años?

  • Teniendo en cuenta tus respuestas elabora una lista con todo lo que tiene que suceder y que haber para que la primera fase de tu proyecto (en 6 meses – 1 año) esté terminada. Por ejemplo: hacerme autónomo, dejar mi trabajo, acabar mi formación, web terminada, tener una newsletter, tener “x” clientes, irme a vivir fuera, escribir un libro, sentirme seguro, … TODO lo que tú quieres y necesitas.

3 – Plan de Acción: has investigado, visualizado, definido, pensado y decidido.  Pues bien, ¡vamos a pasar a la acción! Para ello es primordial planificar, ya que es la base para que tu idea/proyecto se desarrolle con éxito.

Un plan de acción es un puente de unión entre donde estás ahora y dónde quieres llegar. Así está todo unido y no en el aire. Un plan de acción te da rumbo, claridad y seguridad a la hora de avanzar. Además, te ayuda a planificar tu proyecto, a comprenderlo mejor y a pasar a la acción. Yo siempre digo que hagas mini planes. Puedes tener un plan anual, dividirlo en planes trimestrales, en mensuales, semanales y diarios. Cuanto más organizado y definido mejor. ¡Ah! Y no olvides que fijarte tareas diarias te mantendrá motivado, enfocado y te acercará todavía más a tus objetivos a l/p.

Ejercicio: crea tu plan de acción. Es muy fácil; más de lo que piensas. Coge tu lista de objetivos ordenados por prioridad e importancia y acciónate. Solo tienes que contestar a las siguientes preguntas de forma ordenada, concreta y coherente:

¿QUÉ? – cuáles son tus objetivos

¿CÓMO? – actividades, tareas y acciones que vas a realizar para conseguir tus objetivos

¿CUÁNDO? – fija fechas diarias, semanales y/o mensuales para completar tus tareas y objetivos.

¿RESULTADOS? – establece el resultado que esperas de cada una de tus acciones.

Investigar, definir y planificar te ayudarán a lograr tus objetivos y conseguir que tu proyecto tenga éxito. Ten siempre presente que el mero hecho de soñar algo no es suficiente para hacerlo realidad; responsabilízate y comprométete contigo mismo. ¡Ah! Y no te olvides de divertirte, aprender en el camino y celebrar tus éxitos conseguidos durante el viaje.

 

……………………………………………………………………………..

¿Qué te ha parecido? ¿Estás list@ para hacer realidad tu proyecto? Deja tus comentarios abajo y comparte con nosotros lo que te propones.

Share This