¿Estás cansado de tanta crisis y sentirte bajo de moral? ¿Necesitas reactivarte, motivarte, sentirte mejor pero te cuesta hacerlo? 

Píldora para la acción: Cambia tus pensamientos

El otro día revisando mis notas de coaching, píldoras pendientes, frases inspiradoras y procesos de coaching terminados, me topé con una reflexión que analizamos con uno de mis clientes y que en su momento tuvo un gran impacto en la forma de ver su vida. Estábamos trabajando en cómo culpaba a factores y personas externas de su estado de ánimo y cómo esto le afectaba en su comportamiento diario en todos los ámbitos de su vida.

Decía lo siguiente: “Cuida tus pensamientos porque se convertirán en palabras. Cuida tus palabras porque se convertirán en acciones. Cuida tus acciones porque se convertirán en hábitos. Cuida tus hábitos porque son tu vida.”

Como dice este dicho, todo comienza en los pensamientos y la vida que tenemos es consecuencia de cómo pensamos. Para mi cliente, el darse cuenta de ello y experimentarlo supuso un cambio revelador en su vida y le dio un nuevo punto de vista en el que enfocarse para vivir y sentir la vida que él realmente quería: cambiar y cuidar sus pensamientos.

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.”  – Buda

Acción:  durante los próximos días, analiza y escucha a tus pensamientos. Escribe en un papel los que se presentan más a menudo y cómo te hacen sentir. Una vez tengas una lista de cómo mínimo 10, cámbialos a positivos. Por ejemplo; uno de mis pensamientos que más me paraliza y hace que deje de hacer cosas es “ahora no es el momento adecuado…” – si la transformo a positivo – “ahora es cuando voy a hacerlo porque es mi momento” me activa y me dan ganas de continuar. Otros ejemplos: “no seré capaz” o “no me van a escuchar” o “es una tontería” hacen que no actúe y que no avance en mi negocio. Si los cambio por “soy capaz y puedo” o “me escucharán y les gustará” o “es una gran idea y me encanta” me lleno de energía y paso a la acción con más seguridad y confianza.

Observa cómo te sientes y cómo cambia tu forma de ver la vida. Si quieres, envíame algunos ejemplos tuyos de cómo has cambiado tu forma de pensar y cómo has transformado a positivo un pensamiento. ¡Me encantará compartirlo la semana siguiente y ayudar a más personas a conseguirlo! (si me das tu consentimiento, ¡claro!).

Reflexión: diferentes pensamientos generan distintas emociones y cada emoción nos lleva a actuar de una forma determinada. En función de las acciones que realizamos, conseguimos unos resultados u otros. Y estos resultados son los que al final nos harán sentirnos más o menos satisfechos con nosotros y la vida que tenemos. Por lo tanto, cuida tus pensamientos porque son ellos los que te ayudarán a mejorar la calidad de tu vida.¿Fácil, verdad? ¿A qué estás esperando? ¡Puedes cambiar tu vida cuidando tu manera de pensar! ¡Marca tu propia diferencia! Como dice Henry David Thoreau –“Lo que una persona piensa de sí misma, es lo que determina, más bien indica, su destino.”

¿Te ha gustado? Deja tus comentarios abajo así como cambios de pensamiento que hayas realizado; ¡¡así aprenderemos todos!!

Share This