¿Cómo evitar que tus clientes cancelen sesiones/proyectos, no te paguen y realicen cambios de última hora?

Como coach y/o profesional independiente, seguro que en ocasiones algún cliente te ha cancelado las sesiones a última hora, no te ha realizado el pago según lo acordado, decide en mitad del proceso cambiar algunas condiciones, te ha pedido cambios no pactados que entorpecen tu trabajo, te han parado el proyecto sin haberlo terminado…

Esto es algo que sucede muy a menudo en el  entorno profesional  en el que nos movemos y que puede llegar a afectarnos tanto a nivel de negocio como a nivel personal (confianza, seguridad en uno mismo, autoestima, decisión…). Por eso es importantísimo, no sólo saber gestionar estas situaciones sino también evitarlas al máximo posible.

¿Cómo lo haces? ¿Tienes alguna metodología, sistema o forma de acordarlo con tus clientes? En mi nuevo post os dejo un par de herramientas que yo utilizo que me van fenomenal y me ayudan a “evitar” muchas de las situaciones comentadas al inicio. Si ya tienes las tuyas propias y te funcionan, ¡genial! Te animo a que lo compartas con nosotros al final de este artículo con tus comentarios; seguro nos aporta muchísimo.

Bajo mi punto de vista y experiencia, establecer las condiciones  y dejarlo todo acordado al inicio del proceso/proyecto  es fundamental. Además de dejar las cosas claras, fija los cimientos de vuestra relación profesional, potencia el buen resultado del proceso y la relación con tus clientes.

Es muy importante confirmarlo en un documento por escrito y que ambas partes lo firmen. Así, todo lo “aburrido” e “incómodo” queda aclarado al inicio y no afecta al resto del proceso/proyecto.

Yo utilizo 2 herramientas: la alianza y el acuerdo de colaboración. Me gusta combinar lo personal con lo profesional, ya que para mí la confianza y la conexión también son partes importantes del acuerdo que realizo con mis clientes y también de mi negocio. Aquí las tenéis:

A – ALIANZA: es co-crear con tu cliente la relación que queréis tener. Cada relación es única y cada cliente tiene necesidades específicas. Antes de iniciar el proceso, tómate unos minutos y pregúntale a tu cliente qué espera de ti/tus servicios, qué necesita, cómo le gustaría que fuera vuestra relación y explícale tú también lo que puede esperar de ti, lo que esperas tú de tu cliente y fomenta la confianza desde el principio. Tan sencillo como mantener una conversación que seguro creará cercanía y conexión.

B – ACUERDO DE COLABORACIÓN: una vez terminada la alianza, es muy importante fijar todos los temas de logística a incluir en vuestra relación profesional. Yo te recomiendo que aparezcan si o si en tu acuerdo por escrito los siguientes puntos básicos:

1 – Datos personales del cliente

2  – ¿Qué se incluye y que NO se incluye en tus servicios?

3 – Procedimiento: duración y periodicidad de las sesiones, programas y/o proyectos.

4 – Tarifas y condiciones de pago

5 – Política de cambios y cancelación

6 – Valor añadido/extras

7 – Firma de ambas partes y fecha

¿Cómo lo ves? ¿Qué te parece esta metodología? Todo es cuestión de tratarlo a priori y desde el punto de vista de la confianza, aunque sin olvidarnos que tenemos un negocio que cuidar, valorar y potenciar.

Como comento en mis píldoras, lo importante es que tengas tu propia metodología, con la que te sientas cómodo y esté acorde a tus valores. Y sobre todo, que proporcione profesionalidad y valor a tus servicios.  Si tú no lo haces, ¿cómo puedes esperar que los demás lo hagan? Gestiona todos estos puntos desde hoy, valórate como profesional y potencia tu negocio. ¡Te lo mereces!

 

…………………………………………………………………………

¿Qué opinas sobre mi nuevo post? ¿Tienes una metodología? Déjame tus comentarios abajo; me encantará conocer tu opinión.

¿Quieres recibir herramientas, recursos y artículos como este directamente en tu email? Suscríbete gratis rellenando el siguiente formulario.

Share This